963 599 293     24h 644 144 497
Administración de fincas

Es  aconsejable a la hora de elegir administrador de Fincas saber cuales son las necesidades mínimas que debería cubrir:

  • Cualificación de su trabajo: Obviamente, un buen administrador de fincas, debe estar cualificado para desempeñar su trabajo, tener los conocimientos suficientes ya sean técnicos, contables o legales.
  • Rapidez: Es muy importante que actúe rápidamente en los problemas que surgen, para minimizar gastos o problemas mayores.
  • Transparencia: Es importante que los vecinos confíen plenamente en el Administrador, para esto, se debe de actuar de manera transparente y presentar números y cuentas claras y públicas.
  • Continuidad de conocimientos: Las leyes cambian, de adaptan, se modifican. Es importante que un buen Administrador sea proactivo y esté en continuo aprendizaje.
  • Saber cómo reducir coste: A todo el mundo le viene bien reducir costes en su Comunidad, si además viene sin disminución de servicios.
  • Adaptado a las nuevas tecnologías: No es lo mismo un administrador con su despacho y que todo funciona a papel y boli, que un administrador con conocimientos técnicos, integrado en las redes sociales y activo por ellas.
  • Deudas: Por desgracia, en todas las comunidades, hay impagos. Es importante gestionarlas bien y que se minimicen al máximo posible y que la comunidad esté al tanto de estos datos lo más actualizados posibles.
  • Subvenciones: Hay una gran cantidad de subvenciones de las que las Comunidades se pueden Beneficiar. Rehabilitación del edificio, contratación de personal, resintonización de antenas…
  • Cercanía: Un administrador, debe de mostrar cercanía con su cliente. Que sea fácil de contactar y rápido de respuesta, ya que los problemas que cada persona pueda tener, deben de ser resueltos o estudiados en el menor tiempo posible.