963 599 293     Urgencias 644 144 497

¿Qué puedo hacer si mi casero no cumple con sus obligaciones?

En el post anterior abordamos las soluciones que tenemos a la palma de nuestra mano si nuestro inquilino no paga la renta mensual, pero ¿y si estamos en el caso contrario? ¿qué hacer si nuestro casero no cumple con sus obligaciones?

El propietario tiene la obligación de garantizar las condiciones de habitabilidad de la vivienda que alquila y de solucionar los problemas que puedan ir surgiendo en la misma, como por ejemplo, asumir el arreglo del calentador, que haya una correcta instalación eléctrica o que las puertas y ventanas estén en buenas condiciones.

Antes de firmar el contrato de alquiler, el inquilino debe revisar bien la vivienda y comprobar si todo está en perfecto estado. Pero claro, aunque lo compruebe con ahínco siempre surgirán desperfectos por el paso del tiempo o simplemente porque algo se estropee, como la lavadora. En estos casos el inquilino debe informar al propietario cuanto antes para que éste lo solucione lo más rápido posible. Eso sí, nunca puede tomar el inquilino la decisión de arreglarlos a su costa y detraer dicho gasto de la renta.

Si se da esta situación porque el inquilino debe solucionarlo cuanto antes (ante la pasividad o negativa del «casero»), luego deberá reclamar el reembolso en un proceso judicial. E insistimos, nunca se deben realizar «descuentos» del importe del alquiler o dejar de abonarlo, puesto que puede arriesgarse a que le sea interpuesta una demanda de desahucio por impago de rentas.

No obstante, recomendamos encarecidamente que antes de llegar a una situación semejante intentéis abrir un diálogo con el propietario y buscar un acuerdo que os evite los trámites judiciales.

Sobre el autor