963 599 293     Urgencias 644 144 497

Obligación del propietario de permitir la entrada en su local para efectuar una reparación necesaria

Imaginemos el supuesto de que hubiesen humedades en el garaje de una comunidad de vecinos provenientes de un local, según un comunicado por carta del seguro. El propietario de dicho local niega que las humedades provengan del local y no deja entrar al fontanero del seguro para comprobarlo. ¿Qué pasos se deben seguir para reclamar al propietario que deje entrar al fontanero del seguro?

Desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, debemos aclarar que los propietarios tienen la obligación de consentir que se lleven a cabo en su parte privativa las reparaciones necesarias y el establecimiento de las servidumbres. No tendría ningún sentido si pudiera el propietario impedir la entrada, a estos efectos, en su piso o local. Conforme al art. 9.1.c) LPH es obligación de cada propietario «consentir en su vivienda o local las reparaciones que exija el servicio del inmueble y permitir en él las servidumbres imprescindibles requeridas para la realización de obras, actuaciones o la creación de servicios comunes llevadas a cabo o acordadas conforme a lo establecido en la presente Ley, teniendo derecho a que la comunidad le resarza de los daños y perjuicios ocasionados».

Como afirma la Sentencia TS 13-12-01, EDJ 47979, el art.9.1.d LPH establece de la obligación de permitir la entrada en su piso o local para realizar las labores de mantenimiento, reposición y reparación precisas en los elementos comunes, sin que sea preciso constituir para ello una verdadera servidumbre, sino cumplir con una obligación «ob rem», como es la derivada del referido al artículo.

De esta forma, cuando el propietario niega la entrada para proceder a la localización y reparación de una avería productora de daños en otra vivienda y que está perjudicando los derechos del resto de los copropietarios, caben diversos procedimientos para conseguir el acceso al local ante el juez de instancia.

Así, se puede interponer un interdicto de obra ruinosa. El auto AP Baleares 17-2-00, EDJ 8754 manifestó que «cuando el propietario del piso niega la entrada para proceder a la localización y reparación de una avería productora de filtraciones de agua que causan daños a la vivienda inferior y ponen en peligro la integridad física de sus moradores, la vía del interdicto de obra ruinosa es adecuada y obedece a la finalidad prevista por dicho interdicto» (LEC art.250).

 

Sobre el autor