963 599 293     Urgencias 644 144 497

¿Cómo enfrentar al vecino moroso?

Como ya hemos abordado en posts anteriores el vecino moroso es toda una institución en las comunidades de vecinos. Lo curioso es que a pesar de su retraso en los pagos, él será el primero que levantará un dedo acusador contra la vivienda sugiriendo cambios y señalando la falta de reformas en zonas comunes. Alegará que su plaza de garaje está siendo invadida, que sus paredes tienen humedades… Vamos, que creará conflictos por doquier. Además, será escuridizo, es decir, si tiene una deuda de 5 meses, que, por ejemplo, inicia desde el mes de abril, pagará varios meses pero se dejará el mes en curso. De esta forma, siempre podrá prolongar su deuda por tiempo ilimitado.

Para el resto de vecinos esta es una situación insoportable que les dará quebraderos de cabeza y les hará tomar represalias contra el deudor del tipo notita en el tablón de anuncios dejando en evidencia el total que adeuda. Sin embargo, esta no es una buena solución pues nunca se sabe cuál es la situación personal de cada vecino y por qué no ha asumido esas cuotas. Por ello, desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, os damos varias claves para enfrentar a los vecinos morosos:

  1. La Ley de Propiedad Horizontal (LPH) indica que todo propietario que viva en una comunidad de vecinos está obligado a pagar sus cuotas, como todos los demás. Unvecino moroso es aquel que no está al corriente de pago de sus obligaciones vencidas y exigibles. El periodo para ser así consideradas comienza en el vencimiento del periodo fijado por la Junta o por los Estatutos. A partir de este momento, los vecinos pueden ponerse de acuerdo para privarle de su derecho al voto en las Juntas y para visibilizar su morosidad.
  2. Tras tener claro que efectivamente ese vecino adeuda cuotas intentaremos esclarecer cuál es la situación personal del propietario moroso, el Presidente de la Comunidad o el Administrador de fincas deberán iniciar un diálogo con el afectado.
  3. Si está atravesando una situación delicada entre todos los vecinos podremos ofrecer una modalidad de pago especial que le haga ir poniéndose al corriente de pago de forma progresiva. Eso sí, si estamos ante un vecino que no paga, no porque no pueda, si no porque no quiere, entonces:
  4. Deberemos recurrir a la vía legal. Los vecinos deberán unirse en Junta de Propietarios y acordar por mayoría el reclamo de los pagos pendientes a través de la vía judicial. Si se tiene un administrador de fincas, será éste el que se encargue de facilitar los servicios jurídicos. Presentarán en el Juzgado de Primera Instancia la petición de los vecinos, en la que se detallarán los datos del moroso y la dirección del inmueble en el que habita, la cantidad total que debe y los gastos adicionales que ha podido generar su deuda, como recibos devueltos por el banco.

 

Sobre el autor