963 599 293     Urgencias 644 144 497

¿Cómo requerir la deuda comunitaria a un propietario que ya no vive en la comunidad y se desconoce su domicilio?

¡Hola vecinos! Hoy desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, os traemos este supuesto: a una vecina se le va a requerir las cuotas que debe de seis años atrás, por un importe de 360€. Pero, esa vecina no es la propietaria registral de la vivienda, ya que se separó hace años de su marido, quien era el propietario (y lo sigue siendo). Tras la separación, ella se quedó allí viviendo y el marido se fue a otro lugar. Según establece la ley la deuda hay que notificarla al propietario registral, pero no se sabe dónde vive éste. Se ha pensado requerir el nombre del señor que es propietario registral en el domicilio de la comunidad. ¿Es correcto? ¿Qué límite de años hay para reclamar la deuda?

Lo correcto será hacer el requerimiento en el domicilio de la comunidad. En este sentido, el art. 9.1.h) LPH establece que es obligación del propietario comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad. En defecto de esta comunicación se tendrá por domicilio de citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregadas al ocupante del mismo.

Si intentada una citación o notificación al propietario fuese imposible practicarla en el lugar convenido en el párrafo anterior, se entenderá realizada  mediante la colocación de la comunicación correspondiente en el tablón de anuncios de la comunidad, o en lugar visible de uso general habitado al efecto, con diligencia expresiva de la  fecha y motivos por los que se procede a esta forma de notificación, firmada por quien ejerza las funciones de Secretario de la comunidad, con el visto bueno del Presidente. La notificación practicada de esta forma produce plenos efectos jurídicos en el plazo de tres días naturales. En consecuencia lo correcto es requerir en el domicilio de la comunidad.

En cuanto al número de años a reclamar será el plazo de prescripción de quince años del art. 1964 CC. En efecto, la deuda prescribe por el transcurso del plazo de quince años. Al tratarse de obligaciones de carácter personal que no tienen establecido término especial, el precepto aplicable es el art. 1964CC y no el apartado tercero del art. 1966 CC ya que las cuotas que se reclaman no tienen consideración de pagos periódicos derivados de deudas frente a terceros, sino de contribuciones al sostenimiento de la cosa común, obligación ligada al derecho de copropiedad y derivada de la existencia de unos gastos generales en el inmueble.  Así los sostiene una doctrina ampliamente mayoritaria de las Audiencias Provinciales.

En cuanto a lo que debe constar en el acta y la certificación, es el piso de la deuda de la comunidad. En el acta no es exigible que aparezca el domicilio del requerido. No obstante,  es necesario realizar un nuevo requerimiento en el domicilio de la comunidad, dado que el monitorio exige que se cumplan las formalidades de forma estricta, bajo pena de inadmisión a trámite de la demanda monitoria.

Sobre el autor