963 599 293     Urgencias 644 144 497

Notificación fehaciente a deudor fallecido y cuyos herederos no aceptan la herencia

Vecinos, imaginemos que hay que notificar la deuda a un moroso, pero que ha fallecido y los herederos no han aceptado la herencia, por lo que la vivienda sigue estando a nombre del difunto. ¿A quién se debe enviar las notificaciones? ¿Se publican únicamente en el tablón de anuncios? Desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, os traemos la respuesta:

En cuanto a moroso, la legitimación pasiva recae sobre quien ha incumplido la obligación que se reclama. El propietarios es obligado al pago de los gastos y por lo tanto, incumplida la obligación, sobre él recae la legitimación pasiva. Pero, si ha fallecido, sus herederos son los responsables de la deuda, según el art. 6.1.4 LEC podrán ser partes en los procesos ante los tribunales civiles: «Las masas patrimoniales o los patrimonios separados que carezcan transitoriamente de titular o cuyo titular haya sido privado de sus facultades de disposición y administración». En este concepto cabe incluir a la herencia yacente no aceptada.

La notificación se publicará en el tablón de anuncios al no poder notificarse personalmente (LPH art. 9.1.h).

En cuanto a los aspectos procesales de la reclamación, determinada capacidad de ésta para ser parte, el art.7.5 LEC establece que: «Las masas patrimoniales o patrimonios separados a que se refiere el número 4º del apartado 1 del artículo anterior comparecerán en juicio por medio de quienes, conforme a la ley, las administren».

Así, la demanda debe dirigirse contra la herencia yacente de la propietaria de la vivienda, y ante el desconocimiento del domicilio, e incluso de la personalidad, de los herederos, el tribunal debe llevar a cabo las averiguaciones previstas en el art.156 LEC, en caso de que las averiguaciones resulten infructuosas (LEC art.156.4).

Debe tenerse en cuenta que persiste la obligación de actuar diligentemente, que en la demanda deben aportarse todos los datos que puedan conducir a la averiguación de la personalidad y domicilio (LEC art. 155).

En referencia al procedimiento a emplear, la doctrina no es unánime, aunque se inclina por la vía del declarativo correspondiente para las reclamaciones en el monitorio ordinario, pero en el caso de las reclamaciones de deudas en materia de Propiedad Horizontal, se muestra favorable a la posibilidad de acudir al monitorio y que se practique el requerimiento edictal. Se basa, esta tesis que compartimos, en la especialidad incluida en el número 2 del art.815 LEC, según el cual, en estas reclamaciones de deuda: «…la notificación deberá efectuarse en el domicilio previamente designado por el deudor para las notificaciones y citaciones de toda índole relacionadas con los asuntos de la comunidad de propietarios. Si no se hubiere designado tal domicilio, se intentará la comunicación en el piso o local, y si tampoco pudiere hacerse efectiva de ese modo, se le notificará conforme a los dispuesto en el art. 164 LEC». El hecho de que la propia LEC establezca esta especialidad para los procedimientos en materia de Propiedad Horizontal y no para el resto de procedimientos monitorios, es particularmente indicativo de la posibilidad de acudir al mismo, y de que el deudor sea requerido de pago por medio de edictos.

 

 

Sobre el autor