963 599 293     Urgencias 644 144 497

Impugnación del acuerdo de nombramiento de Presidente al no ser este copropietario

¡Hola, vecinos! Hoy desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, os traemos el siguiente supuesto: En una Junta general ordinaria de una comunidad, al recaer el cargo por turnos de Presidente en un propietario, este comunicó que dejaba este cargo a algún voluntario, y otro vecino presente se ofreció. Se le requirió al voluntario si era propietario a lo que contestó que sí. Se ha solicitado una nota en el registro de la propiedad y el vecino voluntario no consta como titular. Al comunicarle que debe acreditar su título de propiedad se ha negado y ha insultado al Administrador de la comunidad. Se ha enviado copia del acta a todos los vecinos con una carta en la que se les explica que este acuerdo es nulo por ir en contra del art. 13.2 LPH. ¿Debe el Administrador indicar al antiguo Presidente que convoque Junta de nuevo para nombrar otro Presidente o hay que esperar a que algún copropietario impugne el acta? ¿Qué procedimiento hay que seguir para impugnar el acta?

Lo correcto es que se convoque una nueva Junta para nombrar al Presidente de la comunidad, dado que efectivamente el anterior no reúne los requisitos exigidos en el art. 13 LPH. Tras la reforma de la LPH, operada por Ley 8/1999, el art.13.2 LPH exige claramente que el Presidente se nombrado entre los propietarios.

La Sentencia TS 30-4-94, EDJ 3845, que estudia un caso análogo referente a no reunir el Presidente designado la cualidad de copropietario, señaló que se trata de un nombramiento indebidamente acordado, contrario a la legalidad del «ius cogens o de Derecho necesario e imperativo» con consecuente nulidad radical del acuerdo, pues conforme a la jurisprudencia cuando se ha infringido el art. 13.2 LPH se infringe normativa de obligado y necesario cumplimiento.  En el mismo sentido se puede citar la Sentencia TS 30-6-05, EDJ 83556.

Por otra parte, para impugnar el acuerdo reflejado  en el acta hay que presentar una demanda judicial, a través del cauce del juicio ordinario, en el Juzgado de Primera Instancia correspondiente al lugar donde se halle el inmueble. Es decir, hay que contratar un abogado y un procurador y presentar una demanda judicial en toda regla (LEC art.249.1.8º).

 

Sobre el autor