963 599 293     Urgencias 644 144 497

¿Qué ocurre si el Presidente saliente se niega a firmar el acta de la reunión?

Desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella, os planteamos la siguiente cuestión: ¿Qué se puede hacer si el Presidente saliente de una comunidad de propietarios se niega a firmar el acta de la última Junta Ordinaria, con las consecuencias que ello conlleva?

El artículo 19.3 LPH especifica que «3. El acta deberá cerrarse con las firmas del Presidente y del Secretario al terminar la reunión o dentro de los diez días naturales siguientes. Desde su cierre los acuerdos serán ejecutivos, salvo que la Ley previere lo contrario». En este sentido el precepto debe entenderse con meros efectos declarativos del acta y de sus requisitos, pero no constitutivos.

En el caso de que el Presidente de la comunidad se negara a firmar el acta porque en la misma se reflejara un acuerdo que, en su opinión, es contrario a sus intereses particulares como copropietario o por otras razones, no parece existir inconveniente en que sea solamente el Secretario de la Junta el que lo haga, indicando los motivos en el acta.

No obstante, aunque falte la firma del Presidente el acuerdo es válido y eficaz. Hay que tener en cuenta que la ausencia de las firmas requeridas, no priva de virtualidad a los acuerdos dotados de la necesaria legalidad; la firma tiene significación formal de representar un elemento confirmatorio de las declaraciones emitidas y recogidas en los documentos que hayan producido las partes obligadas. El supuesto incumplimiento de los requisitos formales en el acta de la reunión, tales como que no consta la firma de éstos, no afectan esencialmente a la validez de la reunión, pues no se produce indefensión para cualquiera de los comuneros (TS 25-4-92 EDJ 4025).

Por lo tanto el acta, aun fallando la firma el presidente saliente, que sólo se limitaría a dar el visto bueno, debe considerarse ejecutiva.

Sobre el autor