963 599 293     Urgencias 644 144 497

¿Cómo hallar al inquilino perfecto?

Si ayer dábamos las claves para localizar al casero diez, hoy, desde Stil Mediterrani, administrador de fincas en Xirivella,  vamos al extremo y os indicamos cómo encontrar al inquilino perfecto. Como veréis todo comienza en el anuncio, la entrevista, contrato y cláusulas.
  • Anuncio completo. De esta forma, sabremos que quien se interese por nuestro anuncio sepa de antemano las condiciones, sobre todo, económicas. Así, las personas que nos lleguen responderán a nuestras preferencias.
  • ¿A quién deseo alquilar? Podemos escoger el tipo de inquilino que deseamos (y especificarlo en el anuncio), es decir, familias con hijos mayores o sin animales, etc.
  • Estabilidad laboral. Si el inquilino tiene un trabajo estable, solvente y con contrato indefinido tendremos garantía de pago. Solicitad una nomina, documentación o carta de recomendación para aseguraros que esa persona efectivamente posee trabajo.
  • Investiga. El casero puede acudir a la entidad con la que opera el inquilino e interesarse por su reputación pagadora.
  • Referencias. Consultar a anteriores caseros del inquilino para saber qué experiencia tuvieron con  él.
  • La impresión. Aunque su situación laboral es relevante, también debemos valorar la impresión que nos cause tras  la entrevista, así podremos averiguar cómo tratará al inmueble cuando esté es su posesión.
  • Fianza. Según dicta la Ley de Arrendamientos Urbanos se debe pedir fianza. Ésta tiene que ser equivalente a una mensualidad de renta, si el inmueble se alquila para uso de vivienda, y de dos mensualidades, cuando tenga una utilización comercial.
  • Seguro de alquiler. Se deberá valorar si contratar un seguro de alquiler para protegernos de posibles problemas con nuestro próximo inquilino. Este seguro incluye una garantía de cobro de hasta 12 mensualidades impagadas, compensación por vandalismo o deterioro del inmueble, y cobertura de gastos de abogado, si el titular de la póliza lo requiere.
  • Aval bancario. Según el inmueble que sea se puede pedir un aval bancario. Así, el propietario se protegerá  frente a los impagos y servirá para cubrir los posibles daños en el piso. Eso sí, esta medida suele provocar rechazo en los inquilinos.
  • Desconfía del inquilino que parezca demasiado perfecto. Hay muchos casos en los que el inquilino que parecía perfecto al principio luego ha resultado un estafador y ha incumplido todo aquello que prometió como no hacer fiestas.
Sobre el autor